Pages

Categories

Search

Marta Flich, Ella

Marta Flich, Ella

by Rocío García Beas
17 marzo, 2017
Crítica y opinión
No Comment

¿Cómo definirías a una mujer que lleva media vida dedicándose al mundo de la televisión, el cine y el teatro y, de repente, se sitúa a diario en las pantallas de nuestros ordenadores? ¡Y además hablando de economía!

Yo, personalmente, la considero una visionaria. Una mujer de inteligencia devastadora que ha sabido aprovechar sus estudios universitarios y su imagen televisiva para llegar a nuestros hogares y explicarnos, de forma que todos podamos entender, las decisiones tomadas en base a la economía que repercute directamente en nuestros bolsillos. Así que no podía definirla de otra manera que no fuera: ‘Marta Flich, Ella’ con mayúsculas. Una mujer luchadora y que seguirá dando mucho de qué hablar.

Flich, actriz vocacional, trabajó previamente como economista en una empresa privada, como directora de un departamento de comercio internacional y en banca. ¿Qué se le puede escapar? De momento, creemos que más bien poco. Persona polifacética y entusiasta, trabajadora y analítica. Así es Marta Flich.

 

“Llevo una antropóloga dentro, además.”

 

Bien nos lo explica Flich, directamente, aclarando que muchos de nosotros no hemos entendido la economía porque –y principalmente- los medios no han querido que así fuese. Utilizar determinados tecnicismos se escapa a la base de una sociedad políglota, en la que cabe desde un alfiler hasta una máquina de coser. Convivimos una multitud de generaciones y culturas que no hacen más que retroalimentarse, pero que no siempre coinciden en campos de conocimiento.

Flich comienza a trabajar para The Huffington Post gracias a su canal de Youtube. Respetaron y apoyaron el formato que había creado, y no dudó en lanzarse a la piscina y llegar a miles de ordenadores, móviles y tablets con sus explicaciones humorísticas sobre la crisis económica actual. No cabe duda de que su originalidad y personalidad arrolladora han hecho de ella una imagen difícil de imitar y sustituir.

 

“Escribo, lo cuento, lo grabo yo. Es un proyecto muy personal y que al Huffignton le guste y sea mi plataforma, es una delicia.”

 

Sarcástica, directa y sin pelos en la lengua. Así se define Flich y ahonda en las críticas y alabanzas que ha recibido por parte del público. No siempre se puede agradar a todo el que nos visualiza ¿no?

Agridulce, pero respetuosa. Para Flich no siempre ha sido fácil realizar y editar sus vídeos ya que, en más de una ocasión, la crudeza de la realidad que impera hace difícil sacar cualquier ápice de comedia o ironía dentro de su visión económica.

 

“De los vídeos que he hecho hasta ahora me quedo con el de los refugiados. Fue muy difícil poder hacer humor desde el rigor con un tema tan sensible y que respeto tanto. Para mí el ser humano es el epicentro de todo y no entiendo una sola muerte a causa de injusticias.” 

 

Entre sus proyectos de futuro permanece la perspicaz tarea de seguir realizando sus vídeos para el Huffington Post, continuar en Vice con sus artículos de economía y ampliar su labor en solocomedia.com

Colaborar en tertulias de televisión se ha convertido en un día a día más para una mujer que no ha hecho si no crecer como profesional, dentro del sector televisivo y de masas virtuales. ¿Tendremos el placer de seguir escuchándola también en la radio?

Sin lugar a dudas, Marta Flich continuará haciéndonos los días más amenos con su presencia y saber estar, transmitiéndonos una temática particular de la manera más irónica, cómica e inteligente posible. Un reto que quiso proponerse y consiguió a pasos agigantados, ganándose un lugar en nuestros hogares, nuestras redes sociales y nuestra curiosidad por la economía.

La vida es dinámica y hoy te digo esto y mañana … ¿quién sabe?

 

 

Rocío García Beas

 

 

 

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>