12 junio, 2024

La obra de Ana Marcos se sumerge en un fascinante cruce entre la investigación tecnológica y la búsqueda de conexión con el espectador. Su formación como ingeniera imprime un orden reflexivo que ocupa y preocupa los rincones más marginales de la creación visual. La amalgama de videoarte, programación, instalaciones multimedia e inteligencia artificial configuran los lenguajes naturales que caracterizan a la artista. A nivel internacional, se erige como una figura emergente en los ámbitos del arte computacional, abrazándolo desde perspectivas feministas y buscando una interlocución cómplice con aquellos que se acercan a sus obras hasta el punto de poder entrar a formar parte de ellas.

Resulta sorprendente la madurez de los lenguajes que Ana Marcos instala en un universo tan novedoso y fascinante como la Inteligencia Artificial, poco representado en el panorama artístico español. Su trayectoria vinculada a la creación en video, nuevos medios, arte digital y computacional pasando por el uso de drones en sus instalaciones ha llevado a la artista al uso de la IA desde un punto de vista ético, que pone en valor las posibilidades que abre para cuestionarse a sí misma y al mismo tiempo cuestionarnos como sociedad.

La obra de Ana Marcos se ve influenciada por innumerables afectos hacia nombres referentes de la inspiración creativa, tales como Nauman, Francis Alÿs o Raymond Bellour. Estos referentes confirman la certeza de que su trabajo se integra en la tradición específica de una forma particular de estar en el arte. La exposición revela la pluralidad de lenguajes que caracterizan su obra, sin descuidar el papel crucial del videoarte o creación en vídeo, del cual Ana Marcos destaca su trascendencia e importancia en su carrera. El lenguaje performativo está intrínsecamente ligado a sus trabajos, donde Ana Marcos interpela desde su propio cuerpo, abordando alegatos feministas y universalmente humanistas, como la identidad, los abismos culturales o las lógicas de la memoria y percepción colectiva. Su enfoque personal, pero al mismo tiempo universal, confiere a sus obras un brillo diferencial en comparación con otras artistas de su generación. Como parte del colectivo 3Dinteractivo, comparte su viaje vital con Alfonso Villanueva, quien ha acompañado sus procesos a lo largo de los años.

Con esta exposición, el Museo La Neomudejar muestra el total interés que tiene el presente y futuro de la artista a la que el Museo ha puesto dentro de su programa de su programa de internacionalización realizando las exposiciones Data Ergo Sun Reloaded en el MADC (Museo de Arte y Diseño Contemporáneo) de Costa Rica en 2021, en el stand del museo en la feria de Los Ángeles LAartSHOW también en 2021 y en enero de 2024 el museo llevará la instalación Museo IA a su stand en la feria ArtPlamBeach en Miami. El museo La Neomudéjar cuenta además con varias obras de la artista en su colección, dos de ellas están expuestas en la exposición permanente en la sede de Zapadores Ciudad del Arte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *