El Ministerio de Cultura adquiere en ARCO 16 obras para el Museo Reina Sofía

El Ministerio de Cultura adquiere en ARCO 16 obras para el Museo Reina Sofía

La Comisión Permanente del Real Patronato del Museo Reina Sofía ha aprobado esta mañana la adquisición en la Feria ARCO de un conjunto de obras que el Ministerio de Cultura y Deporte asignará a los fondos del MNCARS: se trata de 16 piezas correspondientes a una quincena de artistas, en su mayoría españoles, cuyo valor global se acerca a los 370.000 euros (el año pasado las compras para el centro en esta cita rondaron los 300.000).

Entre los trabajos adquiridos encontramos instalaciones, fotografías, vídeos, pinturas o esculturas destinados a enriquecer algunas de las líneas temáticas fundamentales de la colección del Museo.

Entre las realizadas por artistas españoles, se encuentra el vídeo-documento Tengo tiempo (1994) de Miguel Benlloch, en el que el andaluz registró una de sus acciones más célebres: en una suerte de ritual íntimo, se desviste quitándose lentamente la ropa hasta desnudarse frente al público. Con esta performance buscaba reflexionar sobre el cuerpo como objeto cultural, contenedor de tiempo y acumulador de las experiencias que constituyen la identidad; también cuestionaba la identidad sexual como construcción sociocultural y las definiciones categóricas asociadas a ella. La producción de este performancero, poeta y activista político no se encontraba hasta ahora representada en el Reina Sofía.

Patriia Esquivias. Llegar a casa en los años cuarenta, cincuenta, sesenta y setenta, en Madrid, a veces decorado, 2012-2020
Patriia Esquivias. Llegar a casa en los años cuarenta, cincuenta, sesenta y setenta, en Madrid, a veces decorado, 2012-2020

Sus colecciones también contarán, a partir de ahora, con treinta y seis fotografías en blanco y negro que forman parte de la serie El expreso Antifascista (1936), de Antoni Campañà. Este autor documentó la realización de pintadas con mensajes políticos en trenes españoles por parte de artistas antifascistas que en la Guerra Civil recorrieron los territorios aún no tomados por el bando sublevado y sus imágenes quedaron ocultas en la llamada “caja roja”, que descubrieron sus sucesores en 2018.

De ARCO al Reina Sofía viajará igualmente Llegar a casa en los años cuarenta, cincuenta, sesenta y setenta, en Madrid, a veces decorado (2012- 2020), de la artista española de origen venezolano Patricia Esquivias. Hablamos de una instalación integrada por fotografías en color, colgadas de un biombo de forja, que documentan portales de aquellas décadas, imágenes con las que quiso captar la esencia de un tiempo que se va, en el que el ornamento buscaba la distinción y la configuración de determinados modos de estar en el mundo. Estas obras, que Esquivias comenzó a realizar en 2012, están instaladas en biombos de hierro que reproducen un diseño habitual en las rejas de los comercios madrileños.

La catalana Eva Fàbregas será una de las autoras más jóvenes en sumarse a los fondos del MNCARS. Viene estudiando el erotismo presente en los objetos y los mecanismos propios de la ingeniería del deseo: sus esculturas más recientes apelan a la cultura del bienestar, la relajación, el psicodrama o las subculturas terapéuticas en las redes sociales para invitarnos a reflexionar sobre la relación sujeto-objeto. Para el Museo se han adquirido Vessels #1 y Shedding #14 (2021), compuestas por formas redondeadas, de tonos vivos y apariencia dura (aunque suaves), que evocan órganos sexuales o úteros. Sus materiales son látex, resina y tejidos sintéticos y de ellos parece emanar un elemento líquido, que podría referirse a la maternidad.

Otra de las obras adquiridas es Celda 158, proyecto para cárcel abandonada (2009-2010), de las valencianas Patricia Gómez y María Jesús González. Se trata de un libro de ejemplar único con fotografías, impresiones ink-jet sobre papel de algodón y arranques de pared sobre tela transparente, realizado a partir de la puerta de hierro de una celda, transformada en una caja-contenedor. Desde 2002, estas artistas vienen profundizando en la relación entre memoria, tiempo y espacio atendiendo a las huellas dejadas en muros de estructuras arquitectónicas abandonadas o destinadas a la demolición; de hecho, Celda 158 forma parte de una propuesta realizada en la antigua cárcel Modelo de Valencia para rescatar la memoria y documentar el valor simbólico y patrimonial impreso en los muros de esta prisión, vacía desde 1993.

Eva Fàbregas. Vessels #1, 2021
Eva Fàbregas. Vessels #1, 2021

Se suma también a los fondos del Reina Sofía Federico Guzmán, el autor de Tuiza (2015), una instalación semejante a una jaima formada por melhfas pintadas, telas triangulares de benia para el techo, colchonetas, alfombras y mobiliario en la que se han desarrollado diversas actividades. Esta estructura efímera, que pudo verse en el Palacio de Cristal, es uno de sus trabajos más representativos en relación con la antropología saharaui; la iconografía de las telas contiene elementos que hablan de las tradiciones de la jaima y de los valores de la comunidad.

Se ha adquirido asimismo Amnistía (1976), de Agustín Ibarrola, obra realizada específicamente para la exposición “Spagna, avanguarda artística e realtá sociale, 1936-1976”, que se dedicó a nuestro país en la Bienal de Venecia de 1976. La pieza del vasco no se había vuelto a exhibir desde entonces; representa una expresión de los reivindicaciones del primer posfranquismo, de la denuncia de la dictadura, y alude al contexto de inicios de la Transición.

Agustín Ibarrola. Amnistia, 1976
Agustín Ibarrola. Amnistia, 1976

De Concha Jerez, como sabemos una de las artistas más destacadas del panorama experimental y conceptual español, se ha adquirido Medida (1983-1986), una instalación formada por media docena de piezas de madera con las que incide en los conceptos de división y repetición y también en las nociones de autocensura y represión interior, y de Antoni Miralda se ha comprado Wheat & Steak Sacos(1981), una calcografía sobre tres sacos de arpillera, lino y poliéster centrada en la comida. En su origen fue una acción llevada a cabo en Kansas en 1981, coincidiendo con la feria anual de granjeros, y tuvo tres partes: un desfile por la ciudad, una exposición en la Nelson Atkins Museum y la instalación y ceremonia Gold Taste en la Kansas City Board of Trade.

Respecto a las adquisiciones de obra de autores extranjeros, se incorporará a las colecciones del Reina Sofía Uma Possible Reversal of Missed Opportunities (2016), de Maria Thereza Alves, producida para la 32ª Bienal Internacional de São Paulo. Alves organizó tres talleres con pueblos originarios de Brasil con el fin de imaginar un futuro ajeno a la colonización para su país: junto a un grupo de universitarios indígenas, produjo tres carteles para congresos ficticios sobre asuntos de actualidad, cuyas fechas sugerían que ya se habían realizado, y promovían debates sobre el saber autóctono

También se ha comprado Have You Ever Killed a Bear? or Becoming Jamila (2014), un vídeo de Marwa Arsanios, artista y cineasta dedicada a la investigación de la política de mediados del siglo XX desde un enfoque contemporáneo, con especial atención a las relaciones de género, el urbanismo y la industrialización. Parte de su producción se dedica a concienciar sobre los problemas ambientales que afectan a la ciudad de Beirut, donde nació y reside actualmente. El vídeo adquirido fue realizado tras una performance centrada en Jamila Bouhired, activista del Frente de Liberación Nacional (FLN), y se refiere a la historia de los proyectos socialistas egipcios y a las guerras anticoloniales de Argelia.

Se ha comprado, además, Banderas en tu corazón (2021), de la artista multidisciplinar argentina Cecilia Bengolea; es una obra constituida por dos pares de estandartes de lenticular y madera entre los que podremos movernos para descubrir nuevas formas y sentirnos tentados, también, a manifestarnos por la causa climática. Importan a esta autora la relación del hombre con la naturaleza, los elementos y creencias animistas y la figuración coreográfica; sus composiciones, inspiradas en las energías simbólicas de la naturaleza, tienen que ver con el cuerpo como medio, individual y colectivo.

Se suman, asimismo, al MNCARS dos de los siete trabajos que componen la serie Natural Histories of Struggle, Rhizome y The Wilderness(2021), del artista multimedia filipino Cian Dayrit: hablamos de obras textiles basadas en el archivo del zoólogo y administrador colonial estadounidense Dean Conant Worcester. Las fotografías de ese científico han sido impresas sobre telas y bordadas con textos, emblemas y adornos.

Por último, del peruano Santiago Yahuarcani se ha adquirido El hombre corazón de piedra, el boom del caucho en la amazonia en el siglo XX(2019), una de sus obras destinadas al reflejo del sufrimiento indígena y la explotación asociada al aprovechamiento de ese material. Yahuarcani, además de artista, es líder indígena de los Uitoto, una comunidad nativa de la Amazonía peruana y colombiana, por eso su trabajo se centra en las ontologías amazónicas y las políticas que amenazan a estas poblaciones.

Marwa Arsanios. Have You Ever Killed a Bear? or Becoming Jamila, 2014
Marwa Arsanios. Have You Ever Killed a Bear? or Becoming Jamila, 2014
No Comments

Post A Comment