Schommer, las caras de la cultura

Schommer, las caras de la cultura

Inició su trayectoria artística como pintor, pero antes de cumplir los treinta se trasladó a Hamburgo para estudiar fotografía y no volvería a soltar la cámara. Alberto Schommer, nacido en Vitoria en 1928, se unió a finales de los cincuenta a AFAL, la Agrupación fotográfica que desde Almería emprendería un proceso de renovación fotográfica en nuestro país y justo por entonces trabajaría también, en París, brindando sus imágenes a Balenciaga. Pronto regresó a España, donde en los sesenta sumó un nuevo campo a su trabajo: el de la fotografía industrial, gracias a los encargos del constructor Juan Huarte, que también fue mecenas de Chillida, Oteiza o Balerdi.

Profesional ya afianzado del medio, abrió en 1965 estudio propio en Madrid, y la imagen publicitaria sería su nueva empresa hasta que, en la década siguiente, fuera demandado por diarios como ABC y El País y se convirtiera en fotógrafo oficial del rey Juan Carlos. Su proyección, también internacional, se multiplicó en los ochenta y, más adelante, tras mostrar, en Ausencias, su visión de palacios y monasterios ligados a Patrimonio Nacional por encargo de este organismo, inició proyectos documentales en varias ciudades que tendrían forma de libro.

Hoy, sin embargo, recordamos a Schommer, fallecido en 2015, fundamentalmente por sus retratos, deudores en lo formal y estético de Irving Penn y Richard Avedon. Junto a sus paisajes y bodegones, han pasado a formar parte de nuestra memoria visual, pues en ellos prescindió de la austeridad dominante entre los fotógrafos de su generación para situar a sus modelos en ampulosas puestas en escena o desarrollar en torno a ellos cierto simbolismo barroco: los caracterizaba o dirigía sus poses.

Alberto Schommer. Miguel Delibes. Serie Actitudes
Alberto Schommer. Miguel Delibes. Serie Actitudes

En el marco del programa de PHotoESPAÑA, el Museo Cerralbo presenta “Contemporáneos”, una muestra que recoge, precisamente, una selección de ochenta de sus retratos en blanco y negro dedicados a figuras ligadas a la cultura española, sobre todo a la emergida tras la Transición: Chillida, Saura, Cela, Francisco Ayala, Juana Mordó, Caro Baroja, Berlanga, Vicente Aleixandre, Rafael Alberti, Ainhoa Arteta, Nacho Duato, Sara Baras, Antonio Gala, José Hierro, Fernando Arrabal, Camarón, Manuela Vargas, Mingote, Miquel Barceló…

Vista de "Contemporáneos". Museo Cerralbo
Vista de “Contemporáneos”. Museo Cerralbo

Schommer, Premio Nacional de Fotografía en 2013, buscó captar su psicología y conjugar la atención al escenario con la presentación de estos personajes en su desnudez y sinceridad, según ha apuntado Ana Berruguete, comisaria de la exhibición. Esta se estructura en cuatro secciones, a la vez temáticas y cronológicas: Retratos psicológicos consta de algunos de los que llevó a cabo a principios de los setenta por encargo de ABC y que publicó, en 1975, en un libro donde tenían cabida el surrealismo y la ironía; Actitudes reúne obras de fines de los setenta en las que la expresión de las peculiaridades personales de los modelos se hace más directa mediante luces, posturas y gestos; Máscaras, que toma el título de la serie del mismo nombre, cuenta con una serie de retratos de personajes que se muestran a través de ellas (estas imágenes pudieron verse hace unos años en el Prado, también en el marco de PHotoEspaña) y, por último, Retratos año 2000 nos ofrece imágenes de intelectuales captados frontalmente. Estas últimas obras destacan por su expresividad y se publicaron en El País.

“Contemporáneos” ya pudo verse, en 2019, en La Cárcel de Segovia.

Alberto Schommer. Carmen Martín Gaite. Serie Actitudes
Alberto Schommer. Carmen Martín Gaite. Serie Actitudes

 

 

Alberto Schommer. “Contemporáneos”

MUSEO CERRALBO

c/ Ventura Rodríguez, 17

Madrid

Del 23 de septiembre de 2020 al 10 de enero de 2021

No Comments

Post A Comment